28.4.11

¡apenas un año!


Después de tantos festejos, por fin llegó el día. Hoy cumple un año PAPÁSDF. Me siento muy contenta de cumplir un año de escribir cada semana, de compartir con ustedes y ustedes conmigo, este viaje de ser padres y madres, de disfrutar cada esquina de la Ciudad con mi hija.

Gracias por leer cada semana, por emocionarse de mis descubrimientos como madre, por compartir consejos y buenos deseos. Gracias a las instituciones que apoyan este espacio. Día con día la RED de PAPÁSDF crece y demuestra que hay muchas instancias que se preocupan por el futuro de nuestros hij@s. Gracias por ser parte de este proyecto.

Queridos PAPÁS Y MAMÁSDF, somos guías de nuestr@s hij@s, pero también somos individuos. Que no se nos olvide. Nuestros pequeños tienen el derecho de conocernos como somos, con nuestros gustos musicales, nuestros hobbies, nuestras pasiones y nuestras sonrisas. Somos una nueva generación de padres, entregados a la disciplina amorosa y a mostrarnos como somos. Que seamos padres no quiere decir que no tenemos vida social o que nuestras diversiones se terminaron. Podemos bailar Depeche Mode con nuestros niños, podemos enseñarles cómo hacer el arte del air guitar, podemos jugar al body painting o jugar a que hacemos una película con la cámara casera. Eso es lo que somos.

Para este día del niño, reflexionemos cómo es nuestra relación con nuestr@s hij@s. Busquemos que la relación padre o madre e hij@ no se base solamente en los reglamentos del deber ser, sino que sea una relación de convivencia humana. Pregúntense cuánto conocen a sus hij@s ¿qué libro es su favorito? ¿qué opinan de su escuela? ¿qué les gusta de los fines de semana?. También reflexionen cuánto sus hijos conocen de ustedes. Es un buen momento para extender el lazo emocional con nuestros pequeños, solo hay que dejarlos entrar.

Por más años de PAPÁSDF, por más seguidores, por más instituciones que lo apoyen, por más experiencias, por más salidas por la Ciudad, por más buenos momentos.

Y para seguir con este festejo les dejo la primer publicación que tuvo este blog:

tarde de libros y bicicletas

El sábado pasado tuve una tarde muy agradable en el Centro Cultural Bella Época, lugar que desde niña me ha gustado; primero por que mis padres me llevaban a ver películas, cuando era el cine Bella Época, luego cuando era un edificio cerrado por el recuerdo, donde, fantaseaba en escabullirme por algún acceso y grabar los espacios art deco que se dejaban ver abajo del polvo y el olvido; y ahora disfruto entrar por la puerta grande de cristal y dejarme abrazar por la propuesta de que el arte puede ser divertido y colorido. Ahora este Centro Cultural, le abre un espacio a los niños para acercarse al cine, la literatura y las obras plásticas. Ahora yo soy la madre que lleva a su hija a este lugar histórico. Leer más...

1 comentario:

  1. Muchas felicidades...

    Que vengan muchos años mas.

    un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Saludos!