15.3.11

Un viaje por la Ciudad


Te platico que mi hija conoció el metrobús. Te recomiendo las actividades culturales del transporte colectivo.  Te cuento dónde puedes disfrutar una cervecita después de viajar en metro.

El domingo pasado me subí con Sofía al metrobús. Fue algo nuevo para ella, estaba muy emocionada.

Ya conocía el metro, ese fue el primer transporte que conoció cuando era bebé. Era muy cómodo porque la cargaba en el reboso. Juntas, ella durmiendo en mi pecho y yo dándole besos y sosteniéndola, andábamos por la Ciudad de arriba a abajo en el transporte colectivo.

Cuando empezaron las clases de natación y el kinder, me vi a la tarea de aprender a manejar para poder llevar varias mochilas y viajar varios kilómetros en poco tiempo. Aquí conocí la Ciudad de otra forma,
desde las histerias mañaneras y el aire acondicionado.

Ahora con Sofía es un viaje diferente tomar el transporte colectivo. Es empezar de nuevo, enseñarle cómo se viaja, qué hay que hacer y cómo disfrutarlo al máximo.
                  

Les cuento entonces que el domingo nos subimos al metrobús. El primer enfrentamiento fue el torniquete, ella no paga por tener 3 años, entonces tuvo que pasar por abajo del torniquete para entrar. El policía fue el que le dio la indicación, pero ella lo veía detenidamente, hasta que se animó y pasó.

Debo decir que la gente que trabaja en el metrobús, nos tocó muy amable. Están los anfitriones que son los que te ayudan con recargar tu tarjeta y te dan la información que necesites.

En fin que entramos y Sofía se paró junto a mi. Tenía un pie sobre la línea amarilla y le dije que siempre había que pararse detrás de la línea amarilla para evitar caerse a las vías o golpearse con el vagón.
 

Al subirnos fue toda emoción. Sofía aprendió que primero hay que dejar salir a la gente y después subirse al carro. Todo esto en un tiempo corto. Sonó la alarma que anuncia el cierre de la puerta y Sofía gritó y saltó al entrar. Yo brinqué con ella. Todos los pasajeros nos vieron como turistas emocionadas por algo tan ordinario. La verdad, la verdad, sí estábamos turisteando en nuestra casa. Vaya aventura.
 Y ahí no acaba nuestra actitud turista. Cuando arrancó, las dos nos fuimos de lado por no agarrarnos del tubo. Entre risa y risa, le ayudé a Sofía a sostenerse y le dije que se agarrara fuerte, mi pequeña apretaba con todas sus fuerzas el tubo para no volverse a ir de lado y me decía: "¿así mamá?". Así mi amor. Ahora que no te caes, disfruta el paisaje de las calles, los coches y la gente que te rodea. Pensé
mientras le sonreía de regreso.
 Eso es el transporte público, el respirar y vivir la Ciudad. A horas pico y entre semana, entre empujones y gritos de vendedores ambulantes, el respirar es difícil, pero aún así el transporte público es algo que deben conocer nuestros hijos. Es parte de su realidad. Es parte de su Ciudad.
 

Además hay varias actividades culturales alrededor del transporte público. En el metro, por ejemplo esta el pasaje zócalo-pino suárez donde puedes encontrar varios libros de todos los gustos. También hay
varias exposiciones en las vitrinas culturales. En la página de internet esta la cartelera. Este mes hay exposiciones interesantes. Para niños esta una exposición sobre equidad de género que realiza
Alas y Raíces, la sección de niños del CONACULTA. Esta exposición esta en la estación Tacubaya hasta el 30 de marzo.

En la sección de niños del metrobús, puedes programar un recorrido privado con tus amigos. ¿Qué mejor que viajar por la Ciudad con tus amigos?

Ayer que regresábamos de la escuela Sofía vió pasar un trolebús y me dijo: "mira mamá, es como el que nos subimos pero verde y tiene antenas como un caracol". Mi hija descubrió el transporte público, a la próxima nos subiremos al trole!

Para los papás: les recomiendo se suban al metro a la línea 7, se bajen en la estación auditorio, disfruten con sus hijos la exposición permanente de los diferentes metros del mundo y después crucen Reforma para tomarse una rica cerveza en el King's Pub de Campos Elíseos.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario. Saludos!